¿Por qué creemos que los gatos son menos cariñosos y amigables que los perros? (Y cuán cierto es eso)

. . Los perros parecen casi biológicamente incapacitados para esconder sus emociones, mientras que los gatos tienen un lenguaje corporal más sofisticado. . Los perros parecen casi biológicamente incapacitados para esconder sus emociones: se agitan, resoplan o mueven la cola dándonos una pista de si están contentos, nerviosos o simplemente felices. . Los perros serían